jueves, 24 de julio de 2014



¿Cómo Debo Estar Cuando Digo a una Persona “Te Perdono”?




Pues debo estar convencido, decidido a rechazar toda venganza que se pueda cruzar por la mente, debo ser compasivo con la persona que me trato mal, pero  el perdonar  no quiere decir que calle o que disminuya lo que hizo, sino que debemos buscar la paz para vivir en armonía y hacer que la persona aprenda a reconocer que se equivoco y que tenga más cuidado con los demás, porque a veces uno toma una actitud de ira que puede cegarse y cometer barbaridades que después podemos arrepentirnos, es verdad que a veces nos indigna cuando uno es atacado y nos desagrada pero allí esta nuestro  mundo interior que nos habla y que siempre debemos escuchar no solo somos de carne, sino que también tenemos alma que nos mueve en el mundo y que siente nuestros tristezas y no alegra la vida.


No es la solución huir o mudarse lejos de las ofensas o sufrimiento, porque a todo dolor se le busca una cura y se le hace frente antes que nos ocasione un dolor más intenso, causándonos heridas perdurables, no ocultemos el dolor por que puede convertirnos en una persona amargada, dura u obsesiva, Dios nos ha hecho a su imagen y semejanza, con la capacidad de abrir nuestro corazón para perdonar a nuestro prójimo a si como Él mismo por amor nos perdono enviándonos a su hijo Jesucristo quien murió por todos nosotros, por lo tanto no podemos hacernos los ciegos en este mundo cambiemos para contribuir el proyecto de nuestro Señor que es encontrar nuestra Salvación.




¿Por qué es importante actuar libremente para Perdonar?


El actuar libremente nos permite estar dispuesto, no sólo liberar al otro de la culpa, sino que  uno mismo se libera así mismo, desatándose cualquier tortura o rencor que  ha envenenado el alma, dejando de lado todo odio y venganza , logrando alcanzar nuestra paz interior, superando las ofensas y agravios que fue víctima.


Gracias a la libertad se puede eliminar nuestras heridas y dolores que fue fruto de alguna violencia, por que una persona herida vive inconscientemente hiriendo a los demás, llegando en algunos casos a ser duro y hasta cruel consigo mismo por orgullo y coraje.


Lo más importante es que abras el corazón y descubras esas llagas y comiences  a limpiarlas, para que sanen  tu interior y comiences a perdonar con amor y paz a los que te hirieron, porque no se puede vivir amargamente o pensando en destruir a los que te hicieron daño, muy al contrario debes empezar a nacer la paz, el amor dentro de ti, para que de manera voluntaria puedas perdonar y sanar tu  alma y vivas en armonía como nuestro señor, el salvador que siempre nos recomendó.


Te Perdono